#gratisnotrabajo, la respuesta de los freelancers a la crisis.

En la última semana hemos sido testigos de cómo decenas de personas en Twitter participaban en un debate de gran importancia para los trabajadores freelance. La discusión se etiquetó bajo el hashtag  #gratisnotrabajo que fue promovido por la Asociación de Prensa Española para apoyar y difundir la protesta de una periodista freelance que hacía pública su indignación en Linkedin cuando recibió, a través de una plataforma de redacción online, una oferta de trabajo bajo un salario irrisorio.

Graur razvan ionut / FreeDigitalPhotos.net

Los profesionales independientes se enfrentan cada día a la difícil tarea de negociar con sus clientes un precio que se adecúe al valor de sus

servicios.

Desafortunadamente, en numerosas ocasiones, periodistas, traductores freelance, programadores, diseñadores  y demás trabajadores de diversos sectores asisten al desolador panorama de ver cómo el valor de su trabajo no es determinado por la calidad de sus servicios, sino por las leyes de un mercado laboral profundamente afectado por la gran crisis económica que se cierne sobre nuestro país.

Ante esta realidad, el número de emprendedores es cada vez menor en nuestro país y mayor el de aquellos que deciden abandonar este régimen laboral.  Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), se calcula que España ha perdido el 16% de trabajadores autónomos desde 2007. La destrucción de empleo y la pérdida de una gran base de cotización a la Seguridad Social son algunas de las nefastas consecuencias cuantitativas de esta realidad.

Pero, más allá de las cifras, esta espiral destructiva desprende también numerosos efectos cualitativos.  La devaluación del salario de los freelance empeora la calidad del mercado de trabajo y de los proyectos que en él se desarrollan. No sin razón, los trabajadores que aceptan este tipo de ofertas han de ajustar su tiempo y sus recursos a la remuneración percibida, de lo que resulta un empobrecimiento general del sector.

La mayoría de estos trabajadores por cuenta propia poseen una formación cualificada, generalmente especializada en una disciplina concreta. Además, aquellos que desean garantizar cierta prosperidad a su cometido, suelen complementar sus conocimientos con formación en empresariales, finanzas, branding o TIC. Para mostrar profesionalidad, la mayoría de ellos dedican tiempo a elaborar una cuidada e impecable imagen en Internet, a través de blogs y redes sociales. Sin embargo, todos estos esfuerzos y habilidades parecen no ser suficientes para conseguir un empleo freelance bien remunerado.

En este contexto, no es de extrañar que los trabajadores autónomos españoles se sientan infravalorados, y no sólo por la precariedad del mercado laboral, sino también porque las políticas que se llevan a cabo para este colectivo parecen ser un respaldo insuficiente. Según un informe de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), este colectivo ha adelantado al Estado 1.930 millones de euros en concepto de IVA de facturas que aún no han sido cobradas, 111 millones de euros más que en Agosto. No obstante, todavía hay esfuerzos en la esfera política por aprovechar el valor y la importancia de este colectivo en la recuperación económica de nuestro país. El pasado 1 de Noviembre de 2011, se publicó en el BOE el Real Decreto 1541/2011, de 31 de octubre, por el que se desarrolla la Ley 32/2010, de 5 de agosto, por la que se establece un sistema de protección por cese de actividad de los trabajadores autónomos. Además, el Gobierno de la Junta de Andalucía tiene previsto aprobar la próxima semana una Ley de Autónomos para respaldar a este colectivo que en esta comunidad supera los 469.000 trabajadores. Apuestan por invertir en políticas para estimular y proteger a este colectivo como paso para salir de la recesión, teniendo en cuenta que el trabajo por cuenta propia representa un 17% del PIB de la región. Y es que, aunque el mercado laboral parece decir lo contrario, el trabajador freelance tiene un gran valor económico y profesional en España. No sólo es una forma de desarrollarse profesionalmente de forma original e independiente sino que, además, es una contribución a nuestra recuperación económica.

El polémico debate alrededor del hashtag #gratisnotrabajo es una muestra de cómo la comunidad freelance puede unirse y respaldar el valor de su trabajo, en cualquier sector. No sólo hay autónomos comprometidos con esta causa sino también empresarios que hacen uso de sus servicios.  Es una forma legítima y efectiva de luchar para mejorar esta situación y de hacer ver que el trabajo por cuenta propia es una de las mejores apuestas laborales que podemos hacer.

Posts relacionados:

Tags: ,

About the Author ()

El equipo twago publica las novedades de trabajo online más interesantes para freelances y los mejores consejos para encontrar al experto que encaja con tu proyecto. En el blog encontrarás los trucos y pasos a seguir para usar la plataforma de twago de la mejor forma.

Enviar un comentario nuevo

Your email address will not be published. Required fields are marked *